Professional e-portfolio to comply with requirements
of transparency and university accreditation standards

Catchall / Cajón de Sastre

Los premios de periodismo Afundación y el regreso a Ítaca


La palabra escrita es capaz de generar belleza, de crear mundos o universos, capaz también de conmovernos, de remover intransigencias, de desnudar prejuicios y obligarnos a pensar.


Bernardo Martínez Bautista, un emigrante gallego se dirige desde La Habana a Pontevedra en los primeros años del recién estrenado siglo XX para retornar a su añorada Ítaca; para dar a luz un sueño, el de crear una residencia familiar y un espacio de conocimiento en su tierra chica; para levantar el Café Moderno de Pontevedra. Sabemos que Ítaca es más que la simple isla de Ulises, mucho más que 117 kilómetros cuadrados de tierra que se elevan sobre el mar Mediterráneo. Es un lugar “para caminar envuelto en hermosas emociones” como expresó Constantino Kavafis, la imagen presente en todos los instantes de la vida de quien solloza sobre la ausencia de la tierra que aman. Ítaca es la celebración de la naturaleza humana y de su capacidad para sortear obstáculos y lograr metas, es el símbolo de los sueños que se cumplen y el del viaje que se debe recorrer para alcanzarlos.

Hoy, 113 años después de su construcción, el Café Moderno, sede de Afundación en Pontevedra, continúa siendo esa Ítaca particular que atesoramos los gallegos y losca8hf_cxiaayotj que nos sentimos gallegos por adopción y sobre la que construimos nuestras manifestaciones culturales, nuestra historia y nuestra manera de ser. Pensadores, músicos, literatos, pintores o arquitectos como De la Sota, Laxeiro, Casares, Quiroga, Castelao y hasta el propio Federico Lorca se inspiraron dentro de estos muros que levantó Martínez Bautista para crear su sueño y que la historia se encargó de convertir en el mito de una Ítaca que ya forma parte de nuestro imaginario colectivo, de nuestra historia y nuestra misma realidad.

Hoy, el Moderno es una referencia de cultura, de conocimiento, de progreso y de avance social que Afundación tiene el privilegio y la responsabilidad de gestionar. Por eso hemos considerado que esta debe de ser esa “Gran Casa de la Palabra” que captura-de-pantalla-2016-10-27-a-las-14-09-04celebre anualmente nuestros premios de periodismo, el Julio Camba en lengua castellana y el Fernández del Riego en lengua gallega. Galardones con los que pretendemos fomentar y reconocer el oficio de escribir, el papel fundamental del periodista de opinión a la hora de gestionar la palabra, una de las herramientas más fértiles de configuración social y el mejor indicador de masa crítica y de responsabilidad de pensamiento de una sociedad.

Apostamos, de este modo, por la palabra escrita, cuya plasticidad es capaz de generar belleza, de crear mundos o universos, capaz también de conmovernos, de remover intransigencias, de desnudar prejuicios y obligarnos a pensar. De este modo, belleza y pensamiento; ética y estética se conjugan en el texto periodístico para describir y descubrir. El periodista ofrece, así, al lector un brochazo del mundo que arroja luz e ilumina la esencia misma de ese mundo, apremiándole a imaginar, a meditar, a entender.

Reconocemos con nuestros premios este oficio capaz de generar pensamiento cognitivo y afectivo; no hay duda de que en la gestión de las emociones se encuentra la base para la creación de sociedades responsables, cívicas, formadas, cultas, íntegras y avanzadas. Es por ello, que cada año homenajeamos este importantísimo oficio de contar, premiando la labor de dos plumas de referencia en el panorama periodístico más actual. Debemos felicitar a los ganadores de la pasada edición de 2015, a Ramón Loureiro Calvo, ganador del trigésimo octavo Premio Julio Camba por su artículo “Velut umbra” publicado el 27 de febrero de 2015 en La Voz de Galicia; y a Tamara Montero,  ganadora del décimo tercer Premio Fernández del Riego por el texto “Botóns escuros” (“Botones oscuros”) aparecido también en La Voz de Galicia el 28 de noviembre de ese mismo año. A ambos, nuestro reconocimiento por su trabajo constante y lúcido en el campo de la creación y la comunicación.

Afundación, una institución que, con clara vocación transformadora, trabaja para contribuir al enaltecimiento de la sociedad gallega dentro y fuera de Galicia, atesora estos galardones, los Premios de Periodismo Julio Camba y Fernández del Riego, que dsc_0072contribuyen de manera clara a esa meta de avance social a través de la cultura y la ética profesional. En este sentido, la historia de ambos premios, con la creación del Julio Camba en el año 79 y la incorporación en el 2003 del Fernández del Riego, rinde homenaje a dos grandes plumas de la comunicación en lengua castellana y gallega, que ya en sus épocas hacían un periodismo ético y de valores: Camba ejerció el periodismo sin pretensiones, bajo el prisma de la veracidad y el realismo; su prosa era ligera, llena de matices y caracterizaciones profundas que hicieron de él un periodista y un escritor de cabecera. Fernández del Riego, por su parte, fue y sigue siendo el símbolo de una generación que dedicó su vida a defender la lengua y a cultura gallegas en un contexto contrario a la pluralidad y diversidad, con una prosa siempre fiel y consecuente con sus propias ideas. 

Estos galardones reconocen, por supuesto, a los precursores, pero dan paso también a nuevas voces que sentarán las bases del futuro y crearán, posiblemente, escuela y doctrina como Camba y Del Riego lo hicieron. Mujeres y hombres que escriben en los medios, que vierten opiniones e ideas y que han aprendido, sin duda, de los pioneros. Nombres como Ramón Loureiro y Tamara Montero o como los premiados en ediciones anteriores: Luis Pousa, Ignacio Camacho, Ramón Prensa  Manuel Rivas, Ángeles Caso, Xosé Carlos Caneiro, Manuel Bragado, o Luis Ventoso. En este sentido quiero expresar que los premios se hacen tangibles gracias a la alianza entre dos instituciones: la representada por Ámbito Cultural El Corte Inglés y Afundación, que sumamos fuerzas cada año para alumbrar una nueva edición de estos galardones destinados a premiar y poner en valor la labor del periodista que, como un Ulises de la palabra, es capaz de tejer puentes de verbos para alumbrarnos el viaje hacia Ítaca y animarnos a soñar.

_______________________

 ©2016, Miguel Ángel Escotet. Todos los derechos reservados. Se puede reproducir citando la fuente y el autor. 26 de octubre de 2016 en el Café Moderno de Pontevedra con motivo de la concesión de los Premios de Periodismo Afundación.

Quotes on Education

El resultado más elevado de la educación es la tolerancia - Helen Keller

Subscribe to Posts RSS

RSS



Latest Tweets

  • Universitas  Educatĭon | Daily Edition | https://t.co/IaGt1f7mmn ▸ via @DrEscotet #education

    Retweet Reply Favorite (about 23 minutes ago)
  • RT @timeshighered: Improving How Universities Teach Science, by Carl Wieman @Harvard_Press – book review by @JennyRohn https://t.co/2trLIJ…

    Retweet Reply Favorite (about 1 hour ago)
  • How AI detectives are cracking open the black box of deep learning https://t.co/Avlo725raz by @NewsfromScience #neuroscience

    Retweet Reply Favorite (about 2 hours ago)

RSS El País in English

RSS Arts & Letters Daily

RSS New York Times Editorials

Copyright © 2008-2017 Miguel Ángel Escotet. All Rights Reserved.